jueves, 20 de mayo de 2010

La escalera de caracol ha vuelto a engullirme.
Será que es martes,
será que la luna no me hace arañar lo, suficientemente fuerte, las paredes,
será que me pesas como las ganas de odiarte
y las llamas me van recortando las salidas,
y, sólo sé,
que conmigo
no lo hiciste bien.

He estado en tu estado para descubrirte
y he visto un cántaro vacío dentro de tu ser.
Sería un lujo mostrarte la lucha
de todas mis noches
poniendo cubos en todas mis goteras.

1 comentario: