miércoles, 26 de mayo de 2010

La rueda de la fortuna vuelve arañando los riñones
donde descansa mi vida,
y, me remueve el pasado no escrito
hasta vomitar todos los deseos.
No he pedido perdón al destino por haberlo traicionado
y, me señalo, violentamente, en todos los rincones
porque el negocio se ha traspasado,
porque los fallos apagan el juego.

Desde este momento tiraré los dados a las líneas de tu cuerpo.
Tu trabajo será estar ahí, estar ahí, estar ahí,
estar ahí, hasta desfallecer.

4 comentarios:

  1. Me gusta...
    A ver si publicas más a menudo!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho más esta foto. ¡Sigue publicando!. Almudena

    ResponderEliminar
  3. No sé cual me gusta más de las dos, esperando impacientes a la próxima

    ResponderEliminar
  4. Almu, me encantan, creo que es lo primero que te leo, sigue, no nos prives

    ResponderEliminar