lunes, 11 de noviembre de 2013






 
 
 
 
 
 
 
 
A base de vueltas
llegamos a este juego
en el que te presenté
simultáneamente
mi vida,
y todos los cuerpos que me rodeaban.

Yo vi una ranura destemplada de tu ser
y un pretexto de vida
en cada uno de tus gestos.

Por eso caí en ti,
por eso lo llamé amor,
lo llamé amor,
lo llamé AMOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario