martes, 25 de febrero de 2014



Mientras dormías
soñé con el viento de otoño
y cayeron caducas las tibias intenciones.
No supimos amar.

 

Son los años, dijimos a escondidas,
y, entonces,
descubrí a un hombre totalmente desnudo
que cerraba la puerta en un cuarto equivocado.

 
(Soñé con las hojas de otoño,
          barrí las hojas de otoño)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario