martes, 20 de mayo de 2014


 
Dentro de una caja no cabe ni la mitad de lo que he encontrado

y esto se acaba.

Justo ahora que los días son más largos

me he propuesto menos tareas que en todo el año,

aún así los cebos están en el agua,

como todo lo dulce.

 

No sé qué espero de aquí

no sé si hay que esperar algo.

El vivir viene lento para poder absorberlo

el último tiempo es sereno,

como mi alma.

 

Seguiré mirando con ojos de puente

porque siempre he creído que faltaba algo:

hoy los años lo dicen,

faltaba corazón.

 

Los muros han caído tan lentos como fue necesario.

 
 

 


 

 

4 comentarios:

  1. FELICIDADES DE PARTE DE TU CLASE DE FILOSOFÍA CON LA QUE TE FUISTE A GRECIA EN EL JOSE LUIS SAMPEDROOOOOOOOOOOOOOO. Especialemente de parte de Rodrigo y de David, tus dos mejores filósofos.

    ResponderEliminar
  2. Me comunican por el pinganillo que hoy no es tu cumpleaños, pero nosotros te queremos igual, así que, como diría el sombrerero loco FELIZ NO CUMPLEAÑOOOOOOOOS

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, soy David a todo esto, aunque Rodrigo me ha ayudado a redactar los mensajes. Ha sido todo en consenso.

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, ja!! Vaya sorpresa!
    Gracias, dos mejores filósofos, por felicitarme en mi no cumpleaños (gracias a Carroll por inventar pasajes tan geniales). ¡Espero que os vaya muy bien! Me acuerdo muuuuuuuucho del Sampedro y del viaje a Grecia, MÁS!
    Me ha gustado veros por aquí. Besotes

    ResponderEliminar