lunes, 2 de noviembre de 2015


 
 
Silencio, ya no abrazo el silencio.
En la espalda de la noche
está la risa
que camina de puntillas y se asoma.
Ya no está el silencio en lo oscuro,
se ha quitado la máscara negra del invierno
para ser luna nueva.
Ya no quiere ser locura,
quiere ser lenguaje
ya no deja a la niña
dormir bien doblada
porque le estira los pies
con cada palabra.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario