miércoles, 20 de enero de 2016


Hoy el fantasma

no ha venido a interrumpirme,

se ha escondido en su pliegue

            acortando su silueta

hasta hacerse la línea

que separa nuestros mundos.

 

Hoy el fantasma

se ha acostado sin cadenas,

ha cerrado la puerta al salir de mi cuarto

me ha besado en la frente y me ha dejado tranquila

también ha dejado de estar a mi lado.

 

 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario