domingo, 1 de abril de 2018












Todos los días jugamos
arrastrando las promesas y los arañazos
del día anterior.
En un segundo pasa nuestra vida
y es más de un segundo
lo que tardamos en cerrar la boca
para salir de nuestra cotidianidad,
más de un segundo
para recorrer las esquinas de tu cuerpo con la punta de los dedos
más de un segundo
para hacer ruido,
para hacer ruido
en este inmenso e infinito universo.

domingo, 11 de febrero de 2018

Foto: Arántzazu Gavala












Nuestras manos se reflejan en el cristal,
el vagón echa a andar.
Siento que respiras
y sientes que respiro
contigo
(aunque nuestras miradas aún no se hayan cruzado)

El destino caprichoso quiere que estés conmigo.
Sobran las preguntas
las quejas
las peticiones infantiles;
sobran los demás
y quedas tú
enfocado,
y sobre ti todo gira
desde el principio.

miércoles, 17 de enero de 2018




                                                  
A veces envejezco demasiado rápido
y detrás de la ventana
observo el mundo y callo
           porque quizás no podría haber sido de otra manera.

Entonces arranco los juicios
           que me volvieron huraña
aliso la frente
relajo los hombros
y cuando finalmente cierro los ojos
respiro,
respiro profundamente.

Podría haber sido la última vez.

domingo, 31 de diciembre de 2017

De repente he decidido que no juego
y me he apartado del mundo
       como si fuera una experiencia nueva
       como si fuesen a echarme de menos
       como si me pesara sentirme alienada.
He recogido mis cosas y he entrado en casa,
he anotado la compra de mañana
y al desvestirme,
la magia se ha desvanecido
dejando un triste tintineo en mi corazón.
¡Sobrevivo al viernes
a las impacientes tardes rutinarias del calendario!
Sobrevivo al viernes
lumajuemiersabdomingo
se agolpan en mi boca,
en mi frente,
en mis piernas
sobrevivo a todos
        a las horas inquietas
        a los nombres
        a los juicios y las sospechas
        al consuelo
a los implacables interrogantes de los demás.

Apenas tintineo.
Cierro la puerta.

miércoles, 15 de noviembre de 2017


Llegó la madrastra de cenicienta
y me arrancó el vestido con una mano
y sin nada con lo que protegerme,
me lanzó al mundo.
El mundo preguntó por qué estaba desnuda.
Entonces comprendí:
debía quererlo incondicionalmente.




lunes, 23 de octubre de 2017

                                      
Por un momento
          somos solo dos,
parados frente al mundo
con un cuaderno en blanco.

Arrancamos las hojas
          y
desfilan los días
que no desvelan las respuestas;
dibujamos gente
que no desvelará las respuestas.

Como quien espera una ofrenda.
Tú y yo.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

















Primero la misma y distinta
mañana;
la casa, la luz, la persiana
la ducha, el agua
el frío, el calor:
casi tú.

Después... ¡Y qué después!

Lejos y cerca
del próximo día casi idéntico y distinto;
y el agua y la persiana y la casa
y la luz y el frío y el calor:
y tú.