sábado, 6 de octubre de 2018

El otoño asoma
más allá de las hojas en la calle
          y del frío
más allá del color marrón en la punta de tu boca
          de la temporada de parchís en tu casa
          del abrazo del edredón
          de tus zapatos de invierno;
asoma porque se me caen las ideas en el baño
todas las mañanas
cuando me visto de mí
          para conocer el mundo;
y me quedo así,
mirándolas
con esa carita de boba que te producen las cosas rotas,
con ese desconcierto en el alma.

domingo, 9 de septiembre de 2018














Necesitamos tiempo para estar aquí.
La presencia de las cosas tan punzante
y tan sorprendentemente nítida
nos ciega,
por eso se nos van las mañanas
buscando la sombra
de todo lo que nos rodea.

Cualquier cobijo es suficiente
para no ser y para no estar.
¡No estar en el mundo!

He descubierto la soledad
en todas las arcadas de este vomito diario
que llamamos «consigo mismo».

lunes, 2 de julio de 2018

 



                                    Infinito

Soy madre.
Los hombres no crecen y me piden la mano
para cruzar la calle
para sembrar una fruta
en cualquier tiesto.

A cualquier hora debo estar disponible
para recoger la lluvia emocional de los desvalidos
y en ningún momento
recordarles que están muertos
por falta de afecto;
coserme la boca
apretar los brazos
dialogar con un animal enfurecido.

Describir el mundo como un juego incompleto.

domingo, 13 de mayo de 2018












Percibo esta sombra que me acompaña
y perdono toda mi torpeza
porque el tiempo me ha vuelto indulgente.

He dejado de ser traviesa
          y la vida se ha vuelto cómoda;
me admito en esta nueva circunstancia
en la que prolongo la distancia
hacia lo que fui.

¿Qué debo esperar de mí?

domingo, 1 de abril de 2018












Todos los días jugamos
arrastrando las promesas y los arañazos
del día anterior.
En un segundo pasa nuestra vida
y es más de un segundo
lo que tardamos en cerrar la boca
para salir de nuestra cotidianidad,
más de un segundo
para recorrer las esquinas de tu cuerpo con la punta de los dedos
más de un segundo
para hacer ruido,
para hacer ruido
en este inmenso e infinito universo.

domingo, 11 de febrero de 2018

Foto: Arántzazu Gavala












Nuestras manos se reflejan en el cristal,
el vagón echa a andar.
Siento que respiras
y sientes que respiro
contigo
(aunque nuestras miradas aún no se hayan cruzado)

El destino caprichoso quiere que estés conmigo.
Sobran las preguntas
las quejas
las peticiones infantiles;
sobran los demás
y quedas tú
enfocado,
y sobre ti todo gira
desde el principio.

miércoles, 17 de enero de 2018




                                                  
A veces envejezco demasiado rápido
y detrás de la ventana
observo el mundo y callo
           porque quizás no podría haber sido de otra manera.

Entonces arranco los juicios
           que me volvieron huraña
aliso la frente
relajo los hombros
y cuando finalmente cierro los ojos
respiro,
respiro profundamente.

Podría haber sido la última vez.